Barra de vídeo

Loading...

martes, 25 de octubre de 2016

LECTURAS RECOMENDADAS


Para conmemorar el centenario del primer viaje de Ortega y Gasset a la Argentina, ocurrido en 1916, el Centro Cultural de España en Buenos, asociado con la editorial Loco Rabia, publicó una curiosidad: la “biografía no autorizada” (según anuncian en la portada del librito) del filósofo español en versión cómic, realizada por el ilustrador Hernán Sáenz de Tejada (Hurón) y Alejandro Farías.


Aunque irregular en su factura, la publicación no carece de momentos de interés como obra introductoria para no iniciados. Apoyada en una escueta bibliografía, evoluciona en viñetas la historia de Ortega: su relación fundamental con el periodismo, el vínculo difícil con personalidades como Miguel de Unamuno, Victoria Ocampo o Albert Einstein; el entusiasmo puesto en la Revista de Occidente, el descubrimiento del pensamiento de Heidegger como conflictivo espejo intelectual; el éxito en la Argentina, el posterior exilio europeo y la decepción final de su tierra y de su tiempo.


También narrada en clave de novela discurre la vida de Gala, mujer de Dalí -y antes, de Paul Éluard y Max Ernst-, en el libro de la barcelonesa Carmen Domingo, que lleva por título el nombre de la musa y fue editado por Espasa.

Organizadas en capítulos que siguen el orden de los arcanos mayores del tarot (baraja tan cara a Gala) se cuentan -sin el agregado de mayores novedades- las peripecias de esta femme fatale de la bohemia artística, desde su adolescencia en Rusia, a comienzos del siglo XX, hasta los amargos días finales, cuando se consumía horrorizada de su propia vejez en el castillo de Púbol, obsequio de Dalí, donde nadie podía visitarla sin su consentimiento y donde se negó a recibir a Cécile, la hija que tuvo con Éluard -su única experiencia como madre- y a la que nunca sintió propia.


Como a casi todos sus hombres cuando ya no le servían más, también a Dalí llegó a despreciarlo Gala, por su sumisión y sus manías. Domingo la pinta en todo momento como una mujer ambiciosa y egocéntrica, sexualmente voraz, que se consideraba el verdadero motor del talento artístico de sus parejas, a quienes manipulaba sin escrúpulos. En todo caso, el mayor mérito de la autora es hacer de su personaje una heroína cuasi trágica, suerte de madame Bovary despiadada y perversa, cuyas aventuras se pueden seguir con el mismo interés que las intrigas de un folletín decimonónico.



Después del éxito que obtuvo con su novela Lo que esconde tu nombre (Premio Nadal incluido) la escritora española Clara Sánchez ha publicado Cuando llega la luz (Destino), continuación de aquella historia.
 A quienes se hayan perdido la primera parte, la autora los pone en tema con breves recuentos incrustados en la estructura narrativa de su relato: Sandra, joven rebelde, embarazada y algo confundida acerca de lo que quiere hacer con su vida, decide tomarse un tiempo para reflexionar, instalada en un apacible pueblo costero. Allí conoce a Julián, un hombre de ochenta años que ha sobrevivido a los campos de exterminio nazis, y que la involucra en la peligrosa tarea de desenmascarar a criminales de guerra. De regreso en Madrid, más reposada y con su niño ya en brazos, Sandra protagonizará, junto con Julián, la aventura que anima la segunda novela. Y si la joven se creía a salvo de un pasado tortuoso y ya enterrado, pronto comprobará cuán equivocada estaba.


Gala-Dalí. Carmen Domingo, Espasa


Ortega y Gasset. Alejandro Farías y Hurón, Loco Rabia y Centro Cultural de España en Buenos Aires

Cuando llega la luz.Clara Sánchez, Destino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.