Barra de vídeo

Loading...

lunes, 24 de octubre de 2016

DE ANTIGUAS BATALLAS INGLESAS, HONORES Y BORGES



EL PUDOR DE LA HISTORIA

INVESTIGADOR, DR. RICARDO "EL MORDAZ"

En el año 1066 murió el rey inglés Eduardo el Confesor sin dejar sucesores. El reinado fue reclamado por tres notables guerreros y estadistas: Harold Godwinson de Inglaterra, Harald Haardrade, rey de Noruega y el duque Guillermo de Normandía, más tarde llamado El Conquistador. Los tres sostenían que en algún momento, Eduardo el Confesor les había prometido el trono.
El primero que lo ocupó, proclamándose rey de Inglaterra fue Harold Godwinson quién ya se encontraba en suelo inglés. Harald Haardrade debía armar una flota de naves vikingas y cruzar todo el Mar del Norte hasta llegar a las costas inglesas. Por su parte, Guillermo debía hacer lo mismo cruzando el Canal de la Mancha con un ejército de nobles franceses. Quién primero llegó fue el rey noruego que desembarcó en la costa este de Inglaterra a la altura de York. Lo acompañaba el caballero Tostig hermano y enemigo acérrimo de Harold.
El 25 de septiembre de 1066 se enfrentaron las fuerzas de Harold con las de la coalición de Harald Haardrade y el conde Tostig. Suponemos que era un día gris de otoño y que recién se levantaba del suelo la niebla matinal. Harold con un grupo de sus generales, se adelantó hacia el bando contrario y a mitad de camino se encontró con Tostig quién también estaba escoltado por un grupo de jinetes. Ninguno de los dos pudo reconocerse porque los yelmos cubrían sus rostros.
Entonces Harold se adelantó a parlamentar y ese diálogo fue recreado por Jorge Luis Borges en el relato “El pudor de la historia” que forma parte del libro “Otras Inquisiciones”. Así lo relata Borges:
“Veinte jinetes del ejército sajón se allegaron a las filas del invasor; los hombres, y también los caballos, estaban revestidos de hierro. Uno de los jinetes gritó:
-¿Está aquí el conde Tostig?
-No niego estar aquí-dijo el conde.
-Si verdaderamente eres Tostig –dijo el jinete- vengo a decirte que tu hermano te ofrece su perdón y una tercera parte del reino.
-Acepto -dijo Tostig-¿pero que hay para el rey Harald Haardrade?
-No se ha olvidado de él –contestó el jinete- Le concede seis pies de tierra inglesa y, ya que es tan alto, uno más.
-Entonces –dijo Tostig- dile a tu rey que pelearemos hasta morir.
Dejamos aquí el relato de Borges y retomamos la crónica anglosajona que relata la batalla que tuvo lugar en las planicies de Stamford Bridge próximo a York. En el medio del combate Harold, quién era un fogueado general, ordenó una maniobra de retirada. El rey noruego y Tostig, creyéndose vencedores se lanzaron en persecución de las fuerzas inglesas que de pronto dieron media vuelta y rodearon a los vikingos.

Batalla de Stamford Bridge
Se produjo un feroz combate donde Harald Haardrade recibió un flechazo en la garganta que le produjo la muerte. Un compañero le preguntó si estaba malherido y el rey vikingo le contestó: “Es sólo una pequeña flecha, pero está cumpliendo su trabajo”. El conde Tostig también murió en el combate y Harold fue el vencedor dando término a las invasiones vikingas en Inglaterra.
Harold había triunfado, pero tres días después cientos de naves provenientes de Normandía desembarcaron en el sur de Inglaterra. Era el duque Guillermo, el tercero en discordia que venía a reclamar el trono de Inglaterra. Harold tuvo que hacer una marcha forzada desde York, desplazándose hacia el sur con sus fuerzas exhaustas que no habían tenido tiempo de recuperarse del reciente combate para encontrarse en Hastings con el ejército de Guillermo que no lo superaba en número, pero sí en calidad.

Guillermo el Conquistador
Narran las crónicas que al poner el pie en tierra, Guillermo perdió el equilibrio y cayó de bruces sobre la arena, frente a la mirada atónita de sus soldados, quienes interpretaron la caída como un mal augurio para la invasión. No obstante, uno de sus nobles se apresuró a salvar la incómoda situación diciéndole «Ahora tiene en sus manos la tierra de Inglaterra». Con esta frase oportuna el Duque de Normandía, fogueado en enfrentar situaciones de todo tipo, transformó la embarazosa situación en un acto solemne tomando posesión de Inglaterra en tanto sostenía en su mano un puñado de arena de la playa.
El de Guillermo era un exponente de los nuevos ejércitos imperantes en Europa Occidental. Contaba con cuerpos diferenciados de arqueros y ballesteros, hombres de armas a pie y caballería pesada que había incorporado el estribo como adelanto tecnológico a través del cual los jinetes lograban mayor energía en el golpe de lanza. Además de sus vasallos normandos, Guillermo contaba con aliados bretones, franceses y flamencos.

Detalles de la batalla de Hastings en el tapiz de Bayeux
La batalla de Hastings tuvo lugar el 14 de octubre de 1066 y duró todo el día, hasta que finalmente las fuerzas de Guillermo se impusieron. Harold murió en el combate y con él se terminó la dinastía anglosajona. Pero hubo otras consecuencias que hicieron que fuera la batalla más importante de la historia de Inglaterra:
Gran Bretaña salió de su estado atrasado y periférico y se convirtió en una de las potencias occidentales del Medioevo.
El cristianismo fue elevado a religión oficial, donde hasta entonces había convivido junto a toda clase de cultos de origen celta, germano o vikingo. La influencia del papado sería un factor decisivo en las guerras de religión que tuvo Inglaterra en el siglo XVI.

Escudo de Inglaterra
Durante varias generaciones se habló francés en la nobleza inglesa, hasta ser lentamente desplazado por el inglés. Como resabio persiste en el escudo de Inglaterra la frase “Dieu et mon droit”.
Los descendientes de Guillermo trasladaron cada vez más la base de su poder a Normandía, a la que consideraban una parte más de su reino; esto condujo al prolongado enfrentamiento con Francia que fue la Guerra de los Cien Años.

Tapiz de Bayeux en el museo de Tapices de la ciudad de Bayeux
La batalla de Hastings es el tema principal del lienzo más famoso del mundo, no sólo por su tamaño de 68 metros de longitud sino por su valor artístico e histórico. El tapiz de Bayeux relata también gran parte de los sucesos ocurridos en el siglo XI en Inglaterra y constituye un documento visual único de este periodo histórico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.